Labrar la tierra sin mirar atrás

Por: Isnaika Martínez / Actualidad,Artemisa/ 14 diciembre, 2020

En Bahía Honda, municipio de Artemisa, la agricultura está llamada a garantizar el programa de autoabastecimiento, un reto que demanda la participación conjunta de las estructuras productivas y el compromiso individual de los implicados en responder a esta tarea.


Ante las actuales alertas que surgen desde muchos ángulos, se impone la sagacidad de los bahiahondenses, para el logro de este cometido. La directiva de la agricultura visita, en la actualidad, campesino por campesino, con la intención de verificar sus siembras, para lograr un mayor aporte a la comunidad.

Constatan además el uso que le dan a las tierras entregadas en usufructo, terrenos que no pueden quedar sin uso ante las circunstancias que enfrenta el país. Así mismo insisten en la  rotación de los suelos, la intensificación de la cría de ganado menor y mayor, directrices fundamentales a desarrollar.

La población espera por una variedad y cantidad de alimentos que aún no son visibles en los mercados del territorio.

Yurkenia Martinez Cordero, primera secretaria del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba, en más de una ocasión ha explicado lo importante que se hace realizar desde el inicio una contratación objetiva, que parta de una plantación óptima y en aumento. La Secretaria ha reiterado que no puede haber conformismo en el escenario de la agricultura, así como una distribución ineficaz.

Una vez más los bahiahondenses deben salir adelante, teniendo como premisa, el aprovechamiento de cada jornada laboral y afrontar con sentido total de pertenencia las demandas perceptibles de estos días.

El 2020 es un año de mucha resistencia y valor, en estos tiempos de pandemia urge ponerse de pie, labrar las tierras sin mirar atrás y entregar más beneficios a la población.