El sistema braille más allá de la inclusión

Por: Yenillilian Torres / Actualidad,Opinión/ 4 enero, 2023

¿Qué pasaría si abriéramos los ojos y no viéramos nada? Un pánico total, frustración, incertidumbre. Nadie es capaz de imaginarse un mundo en oscuridad, nadie que sepa distinguir las tonalidades de los colores puede suponer lo difícil que sería caminar guiado por un bastón.


Quizás por eso, por no imaginarnos ese panorama es que no somos más empáticos con quienes viven cada día con una discapacidad visual. Quizás por no ponernos en el lugar de las personas invidentes es que no somos más activos en la lucha para crear una sociedad totalmente inclusiva.

Las Naciones Unidas insiste en la necesidad de fomentar el braille como otro formato para producir información esencial. La ONU reconoce al braille como un medio de comunicación para las personas ciegas. Es una representación táctil de símbolos alfabéticos y numéricos que utiliza seis puntos para representar cada letra y cada número, e incluso símbolos musicales, matemáticos y científicos.

Louis Braille fue un pedagogo de origen francés, quien creó este sistema de lectura y escritura para ciegos, que les permitiría desarrollarse plenamente en varios ámbitos. A los tres años de edad sufrió un accidente que le privó de la vista. A pesar de esta limitación, continuó sus estudios, a tal punto de ser uno de los alumnos más aventajados. Cuando cumplió los diez años ingresó en el Instituto Nacional para Jóvenes Ciegos de París.

Durante su estancia en este centro, encontró una solución idónea para reproducir la fonética básica utilizando seis puntos en relieve. Continuó trabajando varios años más en el perfeccionamiento del sistema y desarrolló códigos diferentes para la enseñanza de materias como la música y las matemáticas.

El método creado por Braille no se implantó de forma inmediata. Sin embargo, sus compañeros se esmeraban por estudiar las composiciones de puntos y descubrieron que no sólo eran capaces de leer textos, también podían escribirlos ellos mismos con un simple método de fabricación de puntos en relieve.

En honor a este gran hombre, quien nació el 4 de enero de 1809, en el año 2019 se declaró esta fecha como el Día Mundial del Braille. Una oportunidad para crear mayor conciencia sobre la importancia del braille como medio de comunicación para la plena realización de los derechos humanos para las personas ciegas y con deficiencia visual.