“Por siempre Fidel”

Por: Claritza Hernández / Opinión/ 26 noviembre, 2016

Aunque de pequeños conocemos que la muerte es un proceso natural, jamás la aceptamos, mucho menos cuando es tan cercana y toca nuestros corazones. La noticia del fallecimiento del líder histórico de la revolución cubana, no solo calo muy profundo, sino que como herida duele..


Nací  con las primeras alboradas de la revolución, crecí y me forme con ella. De niña me enseñaron a amar y respetar al hombre de  pasos de gigante y tupida  barba .Luego comprendí q sus ideas iban más allá que  las de cualquier carnal, que  trascendían fronteras y  encendían  corazones apagados y rotos.

Fidel fue paradigma de revolucionario, de justiciero, de hombre íntegro. Ejemplo de rebeldía de patriotismo y de amor incondicional al ser humano. 

Como José  Martí, El Comandante de Mil Batallas, avizoró los peligros q se cernían sobre Cuba y América y materializo el sueño de muchas personas en el planeta q no sabían ni leer ni escribir y no fueron  pocos los  que  vivían en penumbras a los q le devolvió  su visión. Un poderoso ejército de hombres y mujeres,  fieles a su legado, se encargaban de hacer realidad sus doctrinas.

Hablo de la tierra, del medio ambiente, del poderoso y del desposeído. Del amor y la solidaridad. No hubo tema q escapara a su pluma o su verbo. No hubo espacio  donde no alzara su voz para denunciar lo que consideraba atentaba contra la integridad física o la paz mundial..

Fidel es Fidel. Por eso me cuesta aceptar su deceso.. Por eso me duele que blasfemen ante tanta grandeza…. Aunque bien todos, que  ni la muerte misma apagara su luz y será el faro eterno que desde el horizonte guiara a los que luchen por un mundo mejor.