El deber y el derecho de los estudiantes cubanos

Por: Yaneicy Gallardo / Artemisa,Opinión/ 18 noviembre, 2021

El 17 de noviembre es, desde 1939, un símbolo que inspira al estudiantado en todo el mundo. Un día de solidaridad, por la libertad, la democracia, la paz y el progreso social.


Teniendo como punto de partida las protestas contra el fascismo de Hitler de un gran número de estudiantes checos en las calles de Praga. De estas luchas fueron protagonistas muchos jóvenes y otros tantos perdieron la vida. Moría entonces Jan Opletal, un joven que soñaba ser médico. La noticia de su muerte intensifico el llamamiento a la resistencia social. El nazi-fascismo ordenó los crímenes más insólitos para tratar de silenciar las ideas y el patriotismo de la juventud, pero la historia se encargó de Hitler y sus barbaries cometidas en todo el mundo.

En Cuba son diferentes los motivos de los festejos de cada noviembre. Hoy la juventud cubana escribe páginas de orgullo y de gloria. Ejemplo son estudiantes cubanos en cada trinchera, donde más se necesite, faro ante el mundo en primera línea en Zonas Rojas de la COVID-19, en una lucha por la vida. Fueron ellos, los que protagonizaron hace apenas días la sentada de los pañuelos rojos y defienden su tierra contra la guerra mediática que libramos hoy en esta isla bloqueada, en la que mas que tener la Educación por derecho, constituye un deber.