Estado de la sequía al cierre del período poco lluvioso

Por: Jorge Félix / Fotorreportajes/ 17 mayo, 2018

El pasado mes de abril concluyó en nuestro archipiélago el período poco lluvioso, que había comenzado en el mes de noviembre. Ahora les propongo conocer la situación de la sequía al cierre de este período.


Durante el cuarto mes del calendario las lluvias favorecieron a la mayor de las Antillas y solo el 2 % de todo el territorio nacional presentó déficits en sus acumulados, catalogados de débiles y localizados principalmente en la provincia de Guantánamo.

Al cierre del trimestre febrero-abril del 2018, las áreas afectadas con sequía meteorológica abarcaron el 16 % de todo el territorio nacional y las zonas más afectadas se localizan en las provincias de Pinar del Río, Artemisa y La Habana.

Al evaluar el comportamiento de los totales de lluvia al cierre del período estacional poco lluvioso en Cuba (noviembre 2017 – abril 2018), un 13 % del territorio nacional presentó sequía, dando lugar a que un 1 % estuviera afectado por sequía meteorológica catalogada de severas a extremas, un 4 % moderadas y un 7 % débiles.

Por su parte, en Artemisa el último mes del período poco lluvioso cerró con solo el 7 % del total de área afectada por el déficit en los acumulados de las lluvias.

En el análisis del comportamiento de las lluvias ocurridas en el trimestre febrero-abril 2018, el 66 % del territorio provincial presentó déficits en los acumulados de las lluvias, siendo en esta ocasión el interior y costa norte donde se concentran las mayores afectaciones.

Al analizar el comportamiento de los déficits de lluvia en el período poco lluvioso (noviembre 2017 – abril 2018), la provincia de Artemisa presentó el 66 % de afectaciones en su territorio y se concentraron principalmente hacia el interior y costa norte, con las áreas de mayor afectación en zonas de la Sierra del Rosario.

 

En resumen, el comportamiento de los acumulados de las lluvias del mes de abril dio lugar a una disminución de las áreas afectadas con sequía meteorológica. Por lo tanto, teniendo en cuenta las lluvias reportadas en la primera quincena de mayo, no se espera un empeoramiento de las condiciones actuales.