Noviembre puede decidir en la campaña cafetalera

Por: Equipo ARTV / Artemisa/ 30 octubre, 2018

Leonel Guevara, director general de la Empresa Procesadora Luis Bocourt, explicó la necesidad de mantener un ritmo de recogida diaria de 1 600 latas, para alcanzar el 70% del plan de acopio al cierre de noviembre y cumplir en diciembre las 126.5 toneladas de café oro previstas para la campaña.


La provincia presenta un atraso en la cosecha cafetalera 2018-2019, debido a la maduración tardía que impidió el acopio durante septiembre, a pesar de las atenciones culturales a las plantaciones, la fertilización y el emplantillamiento de la fuerza laboral a tiempo.

 

“Bahía Honda solo alcanza el 22% y San Cristóbal-Candelaria el 13%, cuando debiéramos estar por encima del 20. Existe un volumen considerable del grano estimado en 6000 latas, lo cual nos obliga a incorporar mayor cantidad de recolectores, realizar pago en cabecera de campo y por factura en despulpadora, para elevar la productividad con los parámetros de calidad”, expuso Leonel Guevara, director general de la Empresa Procesadora Luis Bocourt.

 

En reunión de trabajo presidida por Gladys Martínez Verdecia, Primera Secretaria del Partido en Artemisa; las máximas autoridades gubernamentales del territorio; y Elexis Legrá, director de Café, Cacao y Coco, del Grupo Nacional  Agroforestal, entre otros dirigentes, Guevara explicó la necesidad de mantener un ritmo de recogida diaria de 1 600 latas, para alcanzar el 70% del plan de acopio al cierre de noviembre y cumplir en diciembre las 126.5 toneladas de café oro previstas para la campaña.

 

A propósito del  comportamiento del plan de siembra, trascendió que solo restan cinco hectáreas para alcanzar las 260 previstas en el año.

 

Asimismo, fue analizada la construcción de los 68 viveros que deberán garantizar dos millones 474 900 posturas, indispensables para la siembra de 500 hectáreas planificadas en 2019, de ellas 100 en el llano.
La provincia implementa un programa de renovación y crecimiento del cultivo. El otorgamiento de créditos bancarios posibilita a los productores asumir la misión, aunque los diferentes factores implicados —base productiva, sucursales bancarias, estructurales de la ANAP— deberán aunar esfuerzos para esclarecer a los campesinos cómo funciona el mecanismo y enfrentar las negativas aún presentes, coincidieron los directivos.

 

Tomado de RadioArtemisa.