La innovación agropecuaria, alternativa para el desarrollo alimentario local

Por: Ivette Cruz / Artemisa,Titulares/ 5 febrero, 2019

La implementación en nuestro país del Proyecto de innovación Agropecuaria Local PIAL, ahora en su cuarta fase, ha generado evidencias que constituyen alternativas válidas de innovación que se desarrollan en el actual contexto agropecuario cubano.


Precisamente la capacitación y aprendizaje de sus miembros ha contribuido a que las buenas prácticas aportadas por el sistema de innovación local sean implementadas por las estrategias municipales. Entre los municipios de nueva integración, se encuentra Güira de Melena que ha logrado diseminar  estas  buenas prácticas de producción, procesamiento y comercialización de las producciones agrícolas, agroecológicas y de adaptación al cambio climático.

 

En este orden se despliegan acciones como resultado de la sinergia con otros proyectos locales como Basal, OP15 y Redes, igualmente dirigidos al desarrollo agropecuario. Entre las principales actividades que se realizan se encuentra la producción de yuca con medios biológicos, se utiliza además la materia orgánica en los cultivos y se lleva a cabo  la producción de plántulas de frutales tanto en cepellón como en bolsas, sin dejar de mencionar los abonos verdes.

 

Productores como Miguel Acosta Varela, de la  Finca Villegas cooperativa 1ro de mayo  y Julián Leal de la CCS Frank País, Finca Santa Ana, ponen en práctica alternativas como la conservación y selección de semillas que garantizan cada campaña  de manera que la producción agrícola no se detenga durante todo el año y garantice el autoabastecimiento local y otros destinos. La aplicación de microrganismos eficientes  en cultivos y animales es otra de las actividades que se implementan con resultados positivos.

 

Por su parte la producción de flores y la apicultura comienzan a ampliar sus horizontes también en este territorio, otra de las actividades que tiene alta incidencia en municipios como San Antonio de los Baños. Nuevos serán los retos que asumirán como sistema de innovación las 12 provincias y los 75 municipios del país, sin embargo la voluntad y la necesidad de avanzar en el desarrollo agropecuario del país será la premisa durante esta última etapa de intervención del proyecto Pial para garantizar la sostenibilidad alimentaria  de cada cubano.