El Primer Ministro de la República de Cuba Manuel Marrero Cruz constata avances de la economía en Artemisa.

Por: Yemmi Valdés / Actualidad,Artemisa/ 30 enero, 2020

El Primer Ministro de la República de Cuba Manuel Marrero Cruz, intercambió con varios colectivos de entidades clave para el desarrollo de la provincia de Artemisa y de la economía nacional.


En el municipio de Bauta visitó el Instituto de Investigaciones de Granos donde se disertó sobre los proyectos para el mejoramiento genético de diferentes variedades que buscan la resistencia al cambio climático  y mayores rendimientos en los cultivos. Además se enfatizó en la relevancia de producir alimento animal con motivo de los encadenamientos.

 

A propósito de la ciencia aplicada como razón de ser de la institución, los investigadores insistieron en la pertinencia de la inversión que acometen para la puesta en marcha de 10 laboratorios nuevos en fase de terminación resultado de la cooperación con el gobierno vietnamita.

 

En la Escuela de Arte Eduardo Abela con capacidad para más de 140 estudiantes de Artemisa y Mayabeque, el Primer Ministro se interesó por el funcionamiento del proceso docente, la calidad de la infraestructura y las condiciones de vida de los educandos.

 

Al recorrer las instalaciones del centro, trascendió la necesidad de transformaciones como la construcción de tabloncillos para la práctica de la danza en este nivel de la enseñanza artística, una tarea de la que ya se ocupa el ministerio de Cultura.

 

El funcionario visitó además la Empresa de acopio y beneficio de tabaco Lázaro Peña, entidad que logró durante la campaña 2018-2019 obtener más de 211 toneladas de capas para el torcido de exportación de un plan de 192 toneladas.

 

También fue motivo de la visita el Instituto de Investigaciones del Tabaco, donde se inauguró recientemente una planta peletizadora de semillas, para aumentarles el tamaño hasta los 2 mm e incrementar así la eficacia en el proceso de plantación.

 

Y en Güira de Melena se defendió durante la conversación con trabajadores de la Empresa Agropecuaria la meta de producir 30 libras de alimento por persona a partir de la planificación y el control. Este territorio no solo mantiene rendimientos cercanos a la cifra y garantiza el abastecimiento municipal, sino que sobrecumple en 10 mil toneladas el plan de suministro de alimentos para la capital del país.