Una obra literaria que trasciende en el tiempo

Por: Yosmara Martínez / Actualidad,Cultura/ 18 enero, 2021

Un 16 de enero del año 1605, se publicó en nuestro país la primera edición de la obra cumbre de Miguel de Cervantes: “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”.


La segunda parte de la historia vio la luz una década más tarde. Ambas conforman la creación más importante de la literatura española y universal, además de ser la primera novela moderna y polifónica del mundo.

Miguel de Cervantes Saavedra fue un novelista, poeta, dramaturgo y soldado español. Está considerado la máxima figura de la literatura española. Su obra El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha narra las aventuras de Alonso Quijano, un hidalgo pobre que de tanto leer novelas de caballería acaba enloqueciendo y creyendo ser un caballero andante, nombrándose a sí mismo como don Quijote de la Mancha.

Recluta a un simple granjero, Sancho Panza, como su escudero, que a menudo emplea un ingenio único y terrenal al tratar con los monólogos retóricos de Don Quijote sobre la caballería, ya considerados anticuados en ese momento.

En el siglo XIX la novela, en alusión a este personaje, el 4 de septiembre del año 1864 comienza a publicarse en La Habana un periódico económico, literario y de crítica jocosa que llevó por nombre “El Quijote”. No es hasta el año 1905 que se realiza la primera tirada de la principal obra del gran novelista, poeta, dramaturgo y soldado español, cuando en ocasión del aniversario 300 de la publicación de la primera parte del célebre libro, el “Diario de la Marina” patrocinó su impresión, la cual se realizó mediante cuadernillos de 16 páginas, los lunes de cada semana y durante un año (del 3 de abril de 1905 hasta el 2 de abril de 1906).

Por su trascendencia, el personaje del Quijote también ha sido fuente de inspiración para infinidad de creadores cubanos de todas las expresiones del arte y la literatura.