Constató Inés María Chapman acciones para mejoramiento del servicio de agua en Artemisa.

Por: José Luis Guía / Artemisa,Titulares/ 9 mayo, 2019

Constató la dirigente las labores de mantenimiento que se acometieron en los equipos e inmuebles para asegurar desde los pozos el suministro de líquido a más de 30 mil habitantes que reciben el servicio por redes en la Villa del Humor.


Por las cuatro fuentes de abasto de agua a la población urbana de San Antonio de los Baños, ubicadas en la zona conocida como Lombillo, inició su recorrido por Artemisa, la vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, Inés María Chapman, acompañada por los presidentes de los Institutos de Planificación Física y de Recursos Hidráulicos, General de División Samuel Rodiles Planas y Antonio Rodríguez Rodríguez, respectivamente.

 

Constató la dirigente las labores de mantenimiento que se acometieron en los equipos e inmuebles para asegurar desde los pozos el suministro de líquido a más de 30 mil habitantes que reciben el servicio por redes en la Villa del Humor.

 

El agua que se bombea desde el lugar llega a dos tanques superficiales y de ahí se surte por gravedad a la población local, reservorios que también fueron beneficiados, acciones que permiten que ahora se logre mantener el abasto a todos los circuitos al mismo.

 

Las obras ejecutadas hasta la fecha superan los 900 mil pesos en moneda nacional.

 

En su visita a Artemisa la vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros Inés María Chapman, llamó a garantizar los mantenimientos programados a las fuentes de abasto y a trabajar de forma más organizada para lograr la eficiencia económica que necesita la Empresa.

 

Ello será posible, dijo, a partir del cobro del servicio ahora que el mismo presenta estabilidad, cuestión que debe mantenerse dado su impacto social.

 

Más tarde apreció el estado en que encuentra la Cuenca Ariguanabo, afluente que  beneficia al propio San Antonio y  a municipios cercanos como Caimito, Bauta y Bejucal.

 

Sobre esa área estratégica para el equilibrio medio ambiental, orientó Chapman establecer un sistema de trabajo que logre estabilidad en la limpieza del río, afluente con altos grados de contaminación.