La FEU que queremos los cubanos

Por: Yenillilian Torres / Opinión,Titulares/ 20 diciembre, 2021

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) fue fundada el 20 de diciembre de 1922 por el joven revolucionario Julio Antonio Mella.


 En correspondencia con sus principios, sus tradiciones y su historia, es orgánicamente independiente y tiene como misión primera la conducción de los universitarios en el camino de la defensa y perfeccionamiento del Socialismo en Cuba.

Sobre los jóvenes de la FEU, nuestro máximo líder Fidel Castro Ruz  decía «¿Y qué juventud queremos? ¿Queremos, acaso, una juventud que simplemente se concrete a oír y a repetir? ¡No! Queremos una juventud que piense. ¿Una juventud, acaso, que sea revolucionaria por imitarnos a nosotros? ¡No!, sino una juventud que aprenda por sí misma a ser revolucionaria, una juventud que se convenza a sí misma, una juventud que desarrolle plenamente su pensamiento».

Dentro de la FEU se desarrollan una serie de actividades extra clases, que insertan a los estudiantes en diferentes movimientos. Estos movimientos estudiantiles, con el paso del tiempo, se han consolidado, y gozan de gran popularidad entre los jóvenes, pues son una oportunidad para demostrar el talento que cada cual tiene.

 Podemos mencionar el  Movimiento de Artistas Aficionados, el cual  forma parte natural de la vida universitaria, tanto dentro como fuera de los muros institucionales. También se puede destacar  el movimiento de alumnos ayudantes, el cual tiene sus raíces en los años 60 del siglo pasado, en respuesta al éxodo masivo de profesores. Los estudiantes universitarios asumen la doble misión de formarse como profesionales e impartir docencia a sus compañeros de aula.

Los estudiantes universitarios, estuvieron en la campaña de alfabetización en 1961, en las Milicias Revolucionarias, en Playa Girón. En nuestras aulas creando sueños, formando valores, cultivando inteligencias…

En la etapa crítica del período especial nunca dejó de ser una organización de vanguardia, acompañando a su pueblo en los momentos duros de bloqueo económico y crisis material.

Hoy a muchos de los jóvenes universitarios son reconocidos por su valía, pues demostraron su fortaleza  durante el momento más crítico de la pandemia en Cuba. Jóvenes de la FEU que no dudaron en formar parte de las zonas rojas, de ayudar a las familias vulnerables, de participar en las pesquisas activas, de incorporarse a trabajos productivos en el campo. Esos son los jóvenes de la FEU.