Crimen de Barbados: el dolor de un pueblo enérgico y viril

Por: Yenillilian Torres / Opinión,Titulares/ 6 octubre, 2022

El 6 de octubre se torna gris para los cubanos. El 6 de octubre vuelven los recuerdos de un acto terrorista que acabó con muchas familias cubanas. El 6 de octubre todavía nos duele, porque no aceptamos tan criminal acto.


La destrucción en pleno vuelo con bombas instaladas en el interior de la aeronave CU-455 es conocida como el Crimen de Barbados.

El Crimen de Barbados es considerado uno de los más brutales actos de terrorismo ejecutado contra Cuba, por personas al servicio de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense.

La CIA tuvo una participación directa en la destrucción del avión de Cubana en Barbados. Lo más repugnante de este caso es el empleo de mercenarios que por dinero son capaces de segar en unos segundos 73 preciosas vidas de personas indefensas, con las cuales incluso viajaron en el avión minutos antes”. (…) “El imperialismo, el capitalismo, el fascismo, el neocolonialismo, el racismo, la brutal explotación del hombre por el hombre en todas sus formas y manifestaciones, se acercan al ocaso en la historia de la humanidad, y sus enloquecidos servidores lo saben; por eso sus reacciones son cada vez más desesperadas, más histéricas, más cínicas, más impotentes. Solo eso puede explicar crímenes tan repugnantes y absurdos como el de Barbados”, expresó Fidel Castro en el discurso de despedida de duelo de las víctimas de este atentado.

Cincuenta y siete jóvenes perdieron la vida; la mayoría integrantes del equipo de esgrima que regresaba del campeonato Centroamericano y del Caribe de Caracas, así como cinco ciudadanos de la República Popular Democrática de Corea y 11 guyaneses que viajaban a Cuba para estudiar medicina.

El 6 de octubre de 1976  afectó  por siempre la vida de varias familias cubanas. Después de 46 años, no cesa el dolor de padres, hermanos, amigos que esperaban con ansías el aterrizaje que nunca ocurrió.

El Crimen de Barbados quedará eternamente como uno de los más crueles sabotajes  cometido contra el pueblo cubano. Un pueblo que no entiende cómo mentes tan siniestras fueron capaces de acabar con vida de jóvenes inocentes.

Todavía resuenan las palabras de nuestro eterno Comandante en Jefe, en la Plaza de la Revolución mientras el pueblo rendía tributo a las víctimas de Barbados “No podemos decir que el dolor se comparte. El dolor se multiplica. Millones de cubanos lloramos hoy junto a los seres queridos de las víctimas del abominable crimen. ¡Y cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!”