Alfredo López, líder de corazón

Por: Yoana Estévez / Opinión/ 3 agosto, 2021

El gran defensor del proletariado cubano, Alfredo López Arencibia, nació el 2 de agosto del año 1894 en Sagua la Grande. Desde muy joven se dedicó al oficio de tipógrafo como medio de sustento, debido a las necesidades económicas de su humilde familia.


Sus grandes condiciones de líderes se hicieron realidad, encontró una razón de ser y actuar en las ideas que le había trasmitido su padre. Sin cumplir 20 años, ya Alfredo era  uno de los auspiciadores y líderes de la Asociación de Tipógrafos.

Le corresponde también el gran mérito de ser, junto a Julio Antonio Mella, pionero de la aplicación de la universalización de la enseñanza universitaria para elevar el nivel cultural de los trabajadores cubanos, fundando con ese objetivo en 1923 la Universidad Popular José Martí.

 A partir de entonces, entregó vida en aras de la unidad del proletariado cubano. A  propósito, se escogió el 2 de agosto, fecha de su nacimiento, para celebrar el Día del Trabajador Gráfico en Cuba.