Cuba no olvida la injusticia contra los ocho estudiantes de medicina

Por: Yosmara Martínez / Actualidad,Opinión/ 27 noviembre, 2020

Observar el filme histórico cubano, “Inocencia”, un largometraje sobre el asesinato de los ocho estudiantes de medicina, puede trasladarnos a aquel 27 de noviembre de 1871. Pero la realidad de cómo pasó lo sitúa como uno de los hechos históricos más recordado, año tras año, en Cuba.


En esa fecha, fueron, injustamente, fusilados ocho inocentes estudiantes del primer curso de Medicina de la Universidad de La Habana. Fueron detenidos, acusados falsamente de haber arañado la tumba del periodista español Gonzalo Castañón, y  ejecutados dos días después de su arresto.

A las 4:20 p.m. del 27 de noviembre de 1871, Cuba se estremeció con los disparos en la planicie ubicada frente al Castillo de los Tres Reyes del Morro, donde los universitarios inocentes, puestos de rodillas, con las manos esposadas, fueron ejecutados de dos en dos.

El suceso es conmemorado en Cuba, como uno de los símbolos de la crueldad del colonialismo español. Cada año se recuerda está triste página de la historia, que provocó repulsa mundial y atizó el sentimiento independentista en los cubanos.