Paraje para deleitarse de la provincia Artemisa

Por: Richel Cabreriza / Fotorreportajes/ 12 febrero, 2019

Sin dudas, uno de los lugares más hermosos de nuestra provincia, es el “Jardín Botánico Orquideario Soroa”, ubicado en el kilómetro 8,  de la carretera Soroa


 

Rolando Pérez, antiguo director, declaró en entrevista realizada que este jardín (antiguo Rancho Pilila) se comenzó a construir en el año 1943  por el Dr. Tomás Felipe Camacho, inaugurándose en el año 1952 con un costo de un millón quinientos mil pesos cubanos.

 

Este centro es el único de su tipo en Cuba, está dedicado al estudio y conservación de la flora orquideológica cubana y además atesora una gran colección de orquídeas de todas las regiones tropicales del mundo. Con un total de 700 ejemplares. Al mismo tiempo, cuenta con una importante colección de especies forestales y otras ornamentales.

 

Brassia caudata

 

Broughtonia cubensis

 

Broughtonia ortgiesiana

 

Broughtonia lindenii

 

Encyclia phoenicea

 

Este lugar no es solo un jardín, también es un centro de investigaciones asociado a la Universidad de Artemisa, cuenta con un grupo de profesionales dedicados a la conservación y reproducción de las orquídeas, así como a la atención de diferentes familias de plantas ornamentales. Posee un laboratorio para la reproducción de las orquídeas cubanas y exóticas con fines conservacionistas y comerciales.

 

Vivero para Phragmipedium

 

Umbráculo de exhibición

 

Está abierto al público todos los días de la semana desde las 8.30 am hasta las 4.30 pm.

 

El “Jardín Botánico Orquideario Soroa” es conocido internacionalmente por sus resultados científicos y sus valores botánicos, se erige ante la región y el mundo como uno de los baluartes en lo que a la conservación del medio ambiente se refiere.

 

Vista del jardín