El regreso de un coloso cultural

Por: Equipo ARTV / Actualidad,Cultura/ 29 junio, 2022

Como otros tantos, el teatro Vicente Mora, de Guanajay, es de los lugares que sus pobladores desean ver colmados de esplendor. En el interior de este símbolo de la cultura, una brigada de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) concluye —por etapas— el cronograma previsto, para que muy pronto regresen agrupaciones musicales y teatrales a la altura de su majestuosidad.


El paso de los años, el clima y el olvido, dañaron su infraestructura. Eso obligó a ajustar planes e inversiones para asumir la actual restauración. De no pocos contratiempos también ha sido protagonista, incluso la reconstrucción de locales que se entregaron como “terminados”, cuya calidad no era la mejor.

Según Yanara Sarría Alemán, directora de Cultura en la Villa Blanca, se percibe un avance considerable en el proyecto. La brigada de la OHCH trabaja a diario hasta altas horas de la noche, y ya finalizó el enmasillado en pasillos, el lobby y los exteriores bajos del edificio.

“Los baños, camerinos y parte del escenario están listos. Ahora las principales acciones se realizan en la cúpula, cuya forma arqueada requiere mayor esfuerzo por parte de los especialistas, y desde la preparación determinamos restaurarla como la original”, señaló.

“Terminado el enmasillado, corresponde la entrada de Tecnoescena, la productora para el arte y el espectáculo. En su intervención asumirá la vestimenta del tabloncillo, la instalación de la mecánica escénica y la electricidad. Posteriormente sería la parte artística.

“No podemos hablar de una fecha de inauguración. Ejemplos como la pandemia redireccionaron algunos propósitos y, como es lógico, pueden ocurrir atrasos; no obstante, esperamos que regrese entre 2024 y 2025”, destacó.

En sus años de lustre, el teatro Vicente Mora, de Guanajay, fue escenario de grandes exponentes de la cultura. Hoy reclama volver para acoger otros, y así restituir tantos años, pero de forma diferente: no desde la belleza de su exterior en el centro del pueblo, sino de fomentar, en su interior, lo más genuino de nuestro arte.

Tomado de ElArtemiseño.