Para que la sonrisa perdure

Por: Yemmi Valdés / Actualidad,Artemisa/ 21 febrero, 2019

Con más de 30 años al servicio de las familias artemiseñas, el círculo infantil, “Conejo Saltarín”,  destaca por el buen hacer dentro del sistema de educación a la primera infancia.


Toda la ternura de los rostros de infantes vale para continuar. Así aseguran quienes día a día cultivan en los pequeños saberes, habilidades y amor.

 

En el Conejo Saltarín, cada área o salón exhibe  lo necesario para formar en los niños hábitos y valores imprescindibles en el desarrollo humano.

 

La atención a la infancia tempanara;  así como a la preescolar interviene en la extensión del tercer perfeccionamiento a estos niveles.

 

El trabajo de orientación a la familia,  el vínculo  con la comunidad;  así como los diferentes proyectos concebidos en alianzas con otras entidades, favorecen los buenos resultados  en la función social de la institución.

 

En toda Cuba estampas de sonrisas resaltan gracias  a la voluntad de colectivos como este para encender en ellos esa expresión tierna y sagrada.