Los primeros en la vida

Por: Equipo ARTV / Artemisa,Titulares/ 4 enero, 2022

Más de 5 600 pequeños nacieron en Artemisa al cierre de 2021. Aunque la cifra no supera las expectativas de quienes tutelan el Programa Materno Infantil (PAMI), es la única que cumple los indicadores de mortalidad al nacer y durante los primeros días, con una tasa de 3.9 por cada mil nacidos vivos, la más baja del país.


Tales resultados corresponden a las bondades que ofrece el sistema de atención primaria de Salud y las instalaciones en el territorio, donde también se tratan complicaciones asociadas al nacimiento prematuro, el retardo en el crecimiento intrauterino y el embarazo en la adolescencia.

“Junto a lo establecido por el Ministerio de Salud Pública, y pese a los picos pandémicos, en Artemisa realizamos reevaluaciones extraordinarias trimestrales a las gestantes de 23 semanas con alto riesgo, a familias con problemas sociales y a los niños con malformaciones congénitas, bajo peso u otras enfermedades, mediante un grupo multidisciplinario de especialistas”, declaró el doctor Pedro Alberto Beltrán Bencomo, jefe provincial del PAMI.

“A eso debemos el éxito, que puede mejorar mucho más si le seguimos poniendo empeño. Bahía Honda, Guanajay y Artemisa, sobresalen con las mejores tasas (los dos primeros, incluso con cero); mientras, Alquízar, Candelaria y San Antonio de los Baños muestran indicadores menos favorables, que queremos cambiar a través de acciones en el programa del médico y la enfermera de la familia”.

Tampoco se reportaron muertes maternas en 81 municipios del país; entre los artemiseños, ni en Candelaria ni en Guanajay.

Beltrán Bencomo precisó que resulta esencial rescatar los principios fundacionales del consultorio de la familia. En 2022 pretenden incidir en el riesgo reproductivo preconcepcional de mujeres en edad fértil, al considerarse la base de una estructura que comienza en el PAMI y termina con la atención al paciente pediátrico.

Asimismo, perfeccionarán el trabajo en salas de terapia intensiva neonatales, y para el manejo de maternas graves o críticas, además de continuar la evaluación trimestral, cuya implementación mantuvo una estadística favorable en la tasa de mortalidad infantil.

“Nuestro presidente nos ha llamado a identificar cuestiones que no funcionen de forma correcta en relación con la familia, el grupo básico de trabajo, los hogares maternos, los grupos de genética y otros actores. Este es un programa de mucha sensibilidad; entonces, corresponde una mirada oportuna, para revertir problemas demográficos que pudieran asomarse en el futuro”.

Tomado de ElArtemiseño.