Fundación para amar y hacer

Por: Equipo ARTV / Actualidad,Artemisa/ 19 septiembre, 2018

Se abre una puerta para trabajar con el corazón, la mente y el esfuerzo común de nuestro entorno. Para ese empeño, la Fundación tiene a Giraldo Alayón como presidente; Aymée Posada, directora ejecutiva; Sandalio Camblor, como secretario; y, además, la integran Mario Campos, Isel Chacón, Rolando Méndez, Luis Plácido Ortega y el autor de temas memorables como Ojalá y el Necio.


Nunca es tarde si la dicha es buena, reza un viejo refrán. Y viene a colación cuando se constituye la Fundación Ariguanabo, que —luego de años de insistente reclamo y acciones— tiene como fin fomentar una cultura de protección al medio ambiente asociada a la www.tvartemisa.icrt.cución del río Ariguanabo, en San Antonio de los Baños, como símbolo natural, espiritual y cultural.

 

Pero la naciente fundación —la séptima en el país— irá más allá de esa misión: promoverá acciones culturales de protección al medio ambiente, el rescate del patrimonio natural, cultural e histórico y su memoria, lo cual contribuirá al desarrollo espiritual de sus habitantes en el rescate de tradiciones.

 

La buena nueva llegó el viernes, cuando en el Ministerio de Cultura quedó oficialmente legalizada esta institución. Alpidio Alonso, ministro de Cultura, firmó el documento junto al trovador Silvio Rodríguez y otros integrantes, quienes han tratado de frenar el alto grado de contaminación del Ariguanabo.

 

Se abre una puerta para trabajar con el corazón, la mente y el esfuerzo común de nuestro entorno. Para ese empeño, la Fundación tiene a Giraldo Alayón como presidente; Aymée Posada, directora ejecutiva; Sandalio Camblor, como secretario; y, además, la integran Mario Campos, Isel Chacón, Rolando Méndez, Luis Plácido Ortega y el autor de temas memorables como Ojalá y el Necio.

 

“Es un motivo de mucha satisfacción contar con otra fundación de esta naturaleza”, aseguró Fernando Rojas, viceministro de Cultura. Y añadió: “Desde el Ministerio vamos a desarrollar un espíritu de colaboración, de apoyo a sus iniciativas y de coordinación con otros organismos de la Administración Central del Estado”.

 

Rojas dijo que este es “un momento de mucha significación para impulsar actividades culturales y de www.tvartemisa.icrt.cución del patrimonio natural», y agradeció su “gran esfuerzo, la paciencia y el extraordinario compromiso con la población de donde viven y con su patrimonio”.

 

La voz de Silvio

 

Si alguien verdaderamente ha sido parte “de tantas acciones y gestiones en estas dos décadas” por la www.tvartemisa.icrt.cución del Ariguanabo es nuestro hijo de la Villa del Humor Silvio Rodríguez, aunque no se siente “totalmente a gusto con ver llegar una transfusión, ahora que el río está en coma”.

 

Pero agradeció el apoyo del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez a la iniciativa, y comentó: “sálvese lo que se salve, tenga futuro o no la naturaleza que hizo a nuestra Villa, una de las responsabilidades principales de esta Fundación será la de reeducar a nuestros paisanos en aquel amor a lo nuestro esencial que se nos fue apagando, o que las circunstancias nos hicieron olvidar.

 

“Siempre he admirado mucho el trabajo prácticamente sin recursos que han venido haciendo Aimé Posada y Giraldo con los niños de San Antonio, haciéndoles excursiones al río y a sus bosques, explicándoles los nombres de las plantas, la fauna, los insectos, el origen de los manantiales y la importancia de amar ese sistema que, tanto como nuestros padres, nos ha dado vida. Ese trabajo de consciencia tendría que convertirse en norma de nuestro pueblo.

 

“Las últimas noticias cuentan que ambas riberas se han juntado ya en dos puntos, lo cual convierte a nuestro río en tres laguitos. Para revertir solo eso, haría falta recursos en maquinaria y humanos que solo el Estado y una muy sólida voluntad de hacerlo resolvería el problema. Si no lo logramos, el deterioro sería irreversible.

 

“San Antonio fue fundando donde está hace 224 años, justo porque allí había un río y unos bosques útiles a propósitos humanos. Río y bosques que desde aquel día no han dejado de servirnos. Por tanto, hace mucho necesitan que los humanos también nos ocupemos de sus necesidades, aun más si está en juego su existencia. Esta idea está y estará al servicio de nuestra naturaleza, nuestro pueblo y nuestro país”.

 

Tomado de ElArtemiseño.