Cuba por el desarrollo sostenible y el bienestar del ser humano

Por: Yemmi Valdés / Opinión,Titulares/ 24 octubre, 2022

La dignidad plena del ser humano es meta constante en Cuba, donde por ello se trabaja con voluntad política y conciencia colectiva.


Si aquí resulta cotidiana la búsqueda del bienestar, la equidad, la justicia, entre otras garantías; es evidente que el país apoya y se compromete con las iniciativas que desde la Organización de Naciones Unidas (ONU) promueven el desarrollo sostenible.

El trabajo por los objetivos de la Agenda 2030 constituye una prioridad nacional sostenida desde su aprobación. Recordemos en qué consiste la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, acordada por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015; es un compromiso global con una visión transformadora hacia la sostenibilidad económica, social y ambiental, para revertir los desafíos que enfrenta la humanidad.

Foto Tomada de Internet

Son diecisiete los objetivos que conforman la agenda que comprenden desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de nuestras ciudades.

Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los 15 años siguientes a la aprobación de la Agenda y para lograr estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado y la sociedad en general.

Para su cumplimiento se implementa un Plan Nacional para el Desarrollo Económico y Social hasta 2030 conocido por sus siglas como: PNDES 2030 donde se establecen seis ejes estratégicos que se articulan como la propuesta de desarrollo económico y social de Cuba.

En los seis ejes estratégicos se transversaliza el enfoque de género, la reducción de las desigualdades, el crecimiento económico, la sostenibilidad ambiental y el hambre cero, integrando las tres dimensiones del desarrollo sostenible.

Los ejes del PNDES 2030 se expresan en macro-programas y programas en un sistema de trabajo que busca contribuir a alinear visiones con respecto a las prioridades, focalizando la atención en las principales problemáticas nacionales y no en las funciones y competencias de las instituciones.

Ello facilita la coordinación y coherencia de las políticas y acciones y se encuentra normado por el Decreto Presidencial 261 y la Resolución 57/2022 del Ministerio de Planificación y Economía, en la cual se establecen las bases del sistema de trabajo para la gestión de los Macro-programas del Plan.

Se creó además un Grupo Nacional (GN) para la implementación de la Agenda y una Plataforma nacional de seguimiento. Desde la institucionalidad también está el Portal estadístico nacional ODS y la Organización de las Naciones Unidas en Cuba apoya y da seguimiento a constante a su avance. Por otro lado, están presentes la evaluación, el control y la rendición de cuenta a todos los niveles de gobierno.

Enumerando los objetivos quedan líneas de trabajo muy precisas:

  1. Fin de la Pobreza.
  2. Hambre Cero.
  3. Salud y Bienestar.
  4. Educación de Calidad.
  5. Igualdad de Género.
  6. Agua Limpia y Saneamiento.
  7. Energía Asequible y No Contaminante.
  8. Trabajo Decente y Crecimiento Económico.
  9. Industria Innovación e Infraestructura.
  10. Reducción de las desigualdades.
  11. Ciudades y Comunidades.
  12. Producción y Consumo Responsables.
  13. Acción por el Clima.
  14. Vida submarina.
  15.  Vida de Ecosistemas Terrestres.
  16. Paz, Justicia e Instituciones sólidas.
  17. Alianzas para lograr los objetivos.
Foto Tomada de Internet

Cuba trabaja por todos de manera integral y entre las conquistas de su sistema social destacan algunos como el tercero de ellos que se refiere a la salud y tiene lassiguientes metas:

3.1 Reducir la mortalidad materna.

3.2 Terminar con todas las muertes prevenibles en menores de 5 años de edad.

3.3 Combatir enfermedades trasmisibles.

3.4 Reducir la mortalidad por enfermedades no trasmisibles y promover la salud mental.

3.5 Prevenir y tratar el abuso de sustancias.

3.6 Reducir las lesiones y las muertes en carreteras.

3.7 Acceso universal al cuidado de la salud sexual y reproductiva, la planificación familiar y la educación.

3.8 Alcanzar cobertura de salud universal.

3.9 Reducir las enfermedades y la muerte por productos químicos peligrosos, y por la contaminación.

3a. Aplicar el convenio marco de la OMS sobre control del tabaco.

3b. Apoyar la investigación, el desarrollo y el acceso universal a vacunas y medicamentos asequibles.

3c. Aumentar la financiación de la salud y apoyar la fuerza laboral de la salud en los países en desarrollo.

En Cuba, la salud constituye un área de alta prioridad para el gobierno, con cobertura y acceso universal y gratuito, fundamentados en la estrategia de Atención Primaria de Salud (APS). A partir de la creación del Programa del Médico y Enfermera de la Familia, la salud pública cubana situó a estas dos figuras como los máximos responsables de la salud de los individuos, las familias y la comunidad, enfocando sus acciones hacia la prevención de factores de riesgo y la promoción de estilos de vida saludables.

Foto Tomada de Internet

De esta manera, la práctica de la medicina familiar como forma esencial en la Atención primaria se encarga de ejecutar los programas nacionales de salud y sus sub-programas, y aunque la mayoría de estos fueron creados mucho antes del surgimiento de la agenda están en total correspondencia con sus objetivos y metas.

Dígase el Programa de Atención Materno Infantil que incluye la salud reproductiva y planificación familiar, el programa de prevención y control del riego preconcepcional, el de Maternidad y paternidad responsable, el programa para el fomento de la lactancia materna, el programa de atención a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, entre otros.

Foto Tomada de Internet

Además, está el programa de Prevención y control de las enfermedades trasmisibles, así como de las no trasmisibles, el de Atención al adulto mayor, el Programa Nacional de Medicina Natural y Tradicional, el de prevención y detección precoz de enfermedades genéticas, el de prevención y control de arbovirosis, el de agua y saneamiento básico ambiental, el de prevención y control de la conducta suicida, el de prevención, control y lucha contra las drogas, el Programa Nacional de Medicamentos, el de prevención y control de lo accidentes. Cada uno de ellos está diseñado para todas las etapas y niveles.

Foto Tomada de Internet

La pesquisa constituye un principio fundamental para la concreción de estos programas y el diagnóstico precoz de los problemas de salud del individuo y la comunidad, así como de los factores de riesgo.

Por otro lado, están el Programa Nacional de Trasplante, el de la sangre y sus derivados, el de seguridad biológica, el de Transporte sanitario, el Programa Nacional de rehabilitación integral, entre muchos otros.

El desarrollo de la biotecnología al servicio de la salud humana, animal y vegetal es también un pilar de la ciencia cubana, que favorece la fabricación de fármacos y productos de probada calidad y eficiencia por la calidad de vida en nuestro país.

Los resultados constituyen un referente internacional y, en especial, para los países en desarrollo.