Un Jíbaro convertido en Rascacielos

Por: Roberto Rodríguez / Actualidad,Deporte/ 15 abril, 2021

Uno de los lanzadores más grandes que ha pasado por el béisbol cubano de todos los tiempos, es sin lugar a dudas Pedro Luis Lazo Iglesias, quien naciera en el año 1973.


De cuna muy humilde Lazo  sembró arroz en su natal Rio Feo, sobre todo después de su salida de EIDE provincial por bajo rendimiento.

No obstante, siguió luchando por mejorar su vida y logra integrar el equipo juvenil de Pinar del Río, para después debutar en la Serie Nacional1990-1991con el desaparecido equipo de Forestales.

Ese año integra la selección cubana juvenil que se alza con el título y dos años más tarde, ya es miembro de la selección de mayores.

Conocido es sus inicios como el Jíbaro y después por el Rascacielos pinareño, es el máximo ganador en la pelota cubana, además de internacionalmente ser el único atleta que ha tomado parte en cuatro finales olímpicas, con dos medallas de oro y dos de plata.

En las series nacionales desde bien temprano fue obteniendo resultados positivos, debutó con el número 17 en la espalda y después jugó con el 33, pero al llegar a la selección Nacional, esos números eran de Javier Méndez y Gabriel Pierre, por lo que comenzó a usar el 99, que después lo inmortalizó.

Participó en 20 Series Nacionales donde alcanzó 257 victorias y sufrió 136 derrotas, propinó 2426 ponches, lanzó para 3,22 de efectividad, números que lo comparan con astros de la talla del también pinareño Rogelio García.

En los Play Off este grande del montículo lanzó en 72 ocasiones, 48 de ellas como abridor y completó 26 encuentros, donde obtuvo la victoria en 29 ocasiones, superado por otro estelar santiaguero Norge Luis Vera, que se impuso en 33 desafíos.

Recordados son los encuentros en el Latinoamericano, donde el público la emprendía contra él y entonces trabajaba con mayor solidez (después confesaría que disfrutaba jugar en el Coloso del Cerro).

A los Azules de la capital los derrotó en 15 oportunidades en las postemporadas y perdió solo en cinco, sin embargo con otras selecciones, como la extinta provincia de La Habana y Cienfuegos, sus récords fueron negativos.

Internacionalmente sus resultados fueron excelentes, con 22 victorias, sólo 2 derrotas y 31 juegos www.tvartemisa.icrt.cudos.

Un momento triste en su carrera deportiva, fue cuando lo dejaron fuera del equipo Cuba a los juegos Panamericanos de Republica Dominicana en el 2003, a pesar de haber rechazado numerosas ofertas, para desertar de nuestras delegaciones.

El domingo 26 de diciembre de 2010, se produjo su retiro oficial del Béisbol en su estadio, el Capitán San Luis, donde estuvo acompañado por su amigo Osmani Urrutia, que junto a más de 15 000 aficionados, le dieron el ultimo adiós, como jugador activo.

Luego de su retiro, en el 2011 participó en la Liga de México con los Piratas de Campeche, donde estuvo como entrenador de pitcheo y en la Liga Norte, lanzó en varios encuentros, donde ganó 4 y ponchó a 56 rivales en 41 entradas.

Por esta destacada actuación, se le incluyó en el staff de lanzadores en la siguiente campaña, debutando en ella en el mes de mayo del 2012.

Años más tarde, el 9 de noviembre de 2016, se daba a conocer, que estaría al frente de la selección de Pinar del Río a la 57 Serie Nacional.

En la actualidad es el entrenador de pitcheo de la selección de Camagüey.