Aceptable año para el deporte artemiseño

Por: Roberto Rodríguez / Actualidad,Deporte/ 7 enero, 2019

La provincia de Artemisa finalizó el año 2018 con resultados satisfactorios en algunas disciplinas deportivas.


El Judo se ratificó como una potencia a nivel nacional y tiene el orgullo de contar con Idalis Ortiz, mejor atleta en la rama femenina, además de estar entre los 10 mejores del país.

 

La morena de Candelaria, fue subtitular en el Mundial de Bakú, ganó el certamen Panamericano de Panamá y los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia.

 

Este deporte de combate fue tercero de forma integral, al alcanzar  31 medallas, repartidas en 10 de oro, 8 platas y 13 de bronce.

 

De forma colectiva destacó el Futbol, tercer lugar integral, con 17 atletas integrando las selecciones nacionales, entre ellos Caren Espino elegido el mejor novato, así como Yoana Calderón y Allan Álvaro Pérez, incluidos entre los 10 mejores del año.

 

El Beisbol, pese a no clasificar a la segunda etapa de la serie nacional, tuvo discretas mejorías en las categorías inferiores, con destaque para el cuarto lugar en el 15-16 años.

 

La novedosa modalidad del Béisbol cinco, debutó por todo lo alto, al alcanzar un tercer escaño a nivel nacional y varios de sus integrantes militaron en la selección nacional que ganó un certamen internacional efectuado en la ciudad deportiva.

 

Por primera vez se avanzó a la final nacional femenina, donde por su destacada actuación fue seleccionada Yasmani Paula Torres, como la mejor Atleta en deportes colectivos, incluyendo además entre los 10 mejores a Jorge Enrique Aloma y a José Ángel García.

 

Nuevamente tuvimos la alegría de la clasificación del Baloncesto masculino a la Liga Superior, resultado que completo la gran actuación de Osmel Oliva en el 2018, donde participó en varios eventos internacionales, valido para ser elegido como el atleta de deportes colectivos.

 

El Ciclismo fue otra disciplina que se mantiene en la elite, Marlies Mejías una vez mas incluida entre lo más sobresalientes de Cuba, junto al desempeño de los hombres, segundos en la clásica Guantánamo-La Habana, además de los resultados de jóvenes promesas en el deporte escolar y juvenil, avalaron el tercer escaño de forma general y ahora con la nueva incursión en el Montain Bike, de seguro aumentaran los reconocimientos.

 

El Tenis de Campo mantiene su hegemonía, con sus titulares nacionales, Isis Hernández entre las damas y Osmel Rivera, por los varones, además de la veterana Yamilet Ford, que sigue aportando.

 

El Tiro deportivo cuenta con el más longevo de los atletas artemiseños, el estelar Guillermo Alfredo Torres, nuevamente seleccionado como el más destacado de los últimos 12 meses, que a sus cerca de 60 años, se mantiene y de que forma, ya con la clasificación en su poder a los juegos panamericanos del próximo año en Perú.

 

Los deportes acuáticos necesitan un impulso en la joven provincia, lo mejor corre a cargo de la remera Aimé Hernández, titular centroamericana y entre las mejores del 2018.

 

El Voleibol es una muestra de mejoría considerable y ya en el 2019 tendrá representación en el nacional de primera categoría, además de tener a un atleta Jesús Herrera, contratado en Argentina y cuenta con el mejor árbitro del país Erick Martínez.

 

El deporte para todos avanza, con una labor satisfactoria en su afán de contribuir a una mejor calidad de vida de toda la población.

 

Deportes como el Boxeo, el Balonmano, la Lucha, el Taekwondo, el Karate y el levantamiento de pesas, tienen necesariamente que mejorar sus resultados.

 

Los discapacitados también concluyen un año favorable, con destaque para el guanajayense Yunier Fernández, que fue subtitular de la Copa Costa Rica de Tenis de Mesa y ya está clasificado para los juegos Para Panamericanos de Lima, Perú, del próximo año.

 

Finaliza el 2018 y el deporte mira al nuevo año con metas superiores, potenciar el deporte pioneril y mejorar el palmarés de los escolares, están entre los principales retos, potencialidad existe, solo falta explotarlas al máximo, para poder escalar nuevos escaños.