Razones de un artista para amar y crear (+ Fotos)

Por: Yemmi Valdés / Actualidad,Cultura/ 16 abril, 2021

El sancristobalense Frank Hernández Tamayo se graduó como profesional de las Bellas Artes en el año 1997, y desde entonces su vida transcurre en un continuo estado de creación.


Además de profesor  universitario y director de la galería “El Murciélago”,  el artista ha dejado su huella en diferentes ciudades de Artemisa y del resto del país como integrante de la brigada de creación  Angerona y de la fundación  Caguayo.

Es posible reconocer su obra en el boulevard de Artemisa, el parque de la AHS, ese sitio emblemático de la ciudad artemiseña, la Casa de La Moda o Los Laureles.

Pinturas, esculturas y fotografías dan sentido a los días de Frank; pero también descubrió en la técnica antigua del vitral un modo para hacer suceder lo bello.

Vidrio, plomo y estaño es todo lo que necesita para hacer tangible  y en colores su imaginación.  Entonces queda la impronta del creador en la decoración de espacios como el hotel capitalino Neptuno, Tritón o en la privacidad de un hogar donde  se aman las artes.

Y en la obra del artista nos queda toda su sensibilidad porque es también la familia  motivo y objeto de sus musas, de las razones de un hombre para vivir.