Nuestra Gilma, más que una artista, más que alfabetizadora…

Por: Claritza Hernández / Actualidad,Cultura/ 3 diciembre, 2020

¿Sabías que la sancristobalense Lilia Gilma Madera Valiente, creadora del Cristo de La Habana y del Martí del Pico Turquino fue alfabetizadora? Pues sí.


El 28 de agosto de 1961 llegó al barrio Arroyo Rico, ubicado en municipio vueltabajero de La Palma.

La familia del  labriego Eusebio Alfaro la acogió como una de sus hijas y allí permaneció hasta el final de la campaña de alfabetización.

Durante este período Gilma estuvo al frente de un núcleo de alfabetizadores y graduó a los 12 alumnos a su cargo. Fue seleccionada alfabetizadora destacada en varias ocasiones y participó en diferentes eventos municipales y provinciales.

Su labor no se limitó a enseñar a leer y escribir a la familia Alfaro, compartió con ellos  las labores domésticas y el duro trabajo del campo.

Una artista que pone muy en alto el nombre de Artemisa.