El papel de la industria es primordial

Por: Equipo ARTV / Artemisa,Titulares/ 26 octubre, 2018

Díaz-Canel no solo se interesó por el estado técnico del equipamiento, sino también por el salario de los trabajadores, el destino de sus producciones, cumplimiento de los indicadores y las labores de remodelación en diferentes áreas. Además, indagó si esta y las otras dos fábricas del territorio logran llevar helado —aun en pequeñas cantidades— a cada uno de los 11 municipios.


Tenemos que ser previsores ante posibles roturas, acopiar piezas y equipos para evitar interrupciones. Debemos tener capacidad para enfrentar imprevistos, con tal de garantizar el yogur y la leche de todos los días, advirtió el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante su visita a la Unidad Empresarial de Base Lácteos Guanajay.

 

Justo la noche anterior detuvieron la producción por problemas del condensador. A la añeja industria no le faltan muchos años para cumplir un siglo de vida, y la línea del yogur (nacida al inicio del Período Especial) es la más avejentada de todo el país.

 

No obstante ese pesado fardo, Iris Quiñones, ministra de la Industria Alimentaria, explicó que abastecen de yogur de soya la canasta familiar normada de siete municipios artemiseños, y elaboran helado, mantequilla y queso.

 

Díaz-Canel no solo se interesó por el estado técnico del equipamiento, sino también por el salario de los trabajadores, el destino de sus producciones, cumplimiento de los indicadores y las labores de remodelación en diferentes áreas. Además, indagó si esta y las otras dos fábricas del territorio logran llevar helado —aun en pequeñas cantidades— a cada uno de los 11 municipios.

 

El mandatario exhortó a hallar e introducir en esa UEB las mejores prácticas, a no cejar en el empeño de cumplir, e insertarse en el mercado que les tiende la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

 

“Este es un Lácteo de experiencia, diversidad de producciones, calidad y ubicado estratégicamente de cara a algún problema que surja en la capital”, subrayó. Y, en medio de inversiones y mejoras, no deberían descuidar la pintura del entorno, los huecos en los caminos, la cultura del detalle y la estética de los espacios, señaló.

 

Asimismo, el intercambio en la UEB Fábrica de Fibrocemento Mario Hechavarría López ratificó el papel primordial de la industria en el desarrollo del país y la satisfacción de las necesidades de la población, en este caso para mejorar la cubierta de las viviendas, con énfasis en los damnificados por el huracán Irma en Villa Clara.

 

La entidad artemiseña cumple sus planes de fabricación de tejas y diversos surtidos de poliespuma, con formidables utilidades, un salario medio ascendente a 2 131 pesos y una gestión que no permite deudas vencidas.

 

El Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, quien acompañó al Jefe de Estado junto con ministros y viceministros, enfatizó en la importancia de que la industria garantice las fijaciones, de modo que un ciclón no se lleve las cubiertas de las viviendas. Y Díaz-Canel sugirió hacer las tuercas en Cuba. “Propongámonos siquiera la décima parte de cuantas necesitamos”, incitó.

 

Pigmentar las tejas que producen en la Mario Hechavarría con color barro u otros colores atractivos, sustituir el asbesto por celulosa o fibras plásticas, y ser creativos y eficientes en captar las materias primas (en previsión de la próxima temporada ciclónica), destacan entre las ideas propuestas por el presidente durante su recorrido por las diversas áreas de ese centro laboral.

 

Tomado de Elartemiseño.