Cuando sumar es importante

Por: Olga Lidia Noa / Artemisa,Titulares/ 1 mayo, 2020

A las seis de la madrugada mi ciudad dormía. No tenía esta mañana ese aire bullanguero, emocionado. No se escuchaban, desde lejos las canciones de Silvio, Moncada, Buena Fé… se extraña el ir y venir de ríos de colores y banderas, de risas y saludos, de congas cantando a los trabajadores.


Y justo a las ocho, vibraron las notas inconfundibles de nuestro Himno Nacional. Inundaron mi calle, mi barrio y corrí, cámara en mano en busca de la foto. Ahí estaban todos, desde su balcón, cantando a pulmón lleno, gritando Vivas a los trabajadores, al personal de la Salud.


Onelis, nuestra pionera vistió su uniforme y tuvo su desfile.


Marta y Orlando me gritaban saludando y desfilaron… en casa, Dunia, Orquidia, Rainer, gritaban vivan desde el cuarto piso y mis vecinos del quinto no se quedaron atrás.


La alegría bullía en el aire. Haydeé y Merci, me decían: “aquí también estamos de fiesta”


Machito y Juani, no pararon de trabajar, porque hay que mantener el barrio limpio!!! Y para el final quedamos mi hermana y yo, junticas, también dimos y damos nuestros Vivas al Mundo.


 ¿Quién dice que mi Artemisa no celebró el Día Internacional de los trabajadores!!!.