¡Nos une el barrio!

Por: Equipo ARTV / Artemisa,Titulares/ 28 septiembre, 2021

Justo en un año signado por la batalla frente a la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo que han complejizado el escenario económico, la más gigante de las organizaciones de masas del país cumple 61 años.


Entre distinciones y reconocimientos, destaca en Artemisa la entrega de la Bandera 28 de Septiembre a la zona 52 de Alquízar, un área donde viven 649 personas mayores de 14 años con un porciento de integración del 96,3%.

Liderada por Edelmira Quindelán, esta zona cuenta con un eficiente sistema de vigilancia cederista, aporta al programa de donaciones voluntarias de sangre y logra elevados porcientos de participación en las reuniones trimestrales para consolidar la integración de los vecinos.

Alden Rafael Sanjudo, coordinador provincial de los CDR, al hablar de las celebraciones por el onomástico, mencionó la entrega de la Distinción 28 de Septiembre, la Medalla por la Defensa de la Patria y la Unidad del Barrio, los reconocimientos al personal de Salud y otros que se han destacado en el enfrentamiento a la pandemia, incluidos los mensajeros de áreas de cuarentena y personas vulnerables.

Guanajay y Caimito merecieron el diploma que los acredita como Vanguardia Nacional, en las tareas cederistas.

Los artemiseños se insertan al movimiento Cultiva tu pedacito, con más de 2 000 patios identificados por esta iniciativa que cumple el propósito de incrementar la producción de alimentos agrícolas, desde el aprovechamiento de cada espacio de tierra por pequeño que parezca.

La provincia cuenta con 829 zonas para aglutinar el potencial de 6 647 CDR y unos 379 000 afiliados a la más gigante de las organizaciones de masas.

Pupilas invictas

Los comités fueron, son
y para siempre serán,
flores abiertas que están
perfumando la nación.
Es una organización
de tanta masividad
que por propia voluntad
en lucha a los cuatro vientos
fortalece los cimientos
nuevos de la sociedad.

Así son los comités
creados en cada cuadra,
donde hasta si un perro ladra
alguien observa después.
Vigilancia cada vez
más firme y más colectiva
para que, en definitiva,
no manchen horrendas manos
tantos derechos humanos
que hacen que la Patria viva.

Por eso, septiembre canta,
y cuando canta septiembre
no hay músico que no siembre
arpegios en su garganta:
hasta el polvo se levanta
coloreando la floresta,
el Sol pasa y no se acuesta
en su hamaca de Occidente
para estar también presente
cuando comience la fiesta.

Por lo tanto, es oportuno
perfumar su itinerario
rumbo hacia el aniversario
número sesenta y uno.
Ningún proceso, ninguno,
es tan masivo y pujante
como este, que va adelante
incrementando sus filas
guiado por las pupilas
invictas del Comandante.

RENITO FUENTES CINTADO

Tomado de ElArtemiseño.